La historia

Retrato de momia de una mujer de Fayum



Retrato de momia de una mujer de Fayum - Historia

Historia detrás de los misteriosos retratos de Fayum - Nayef Abouzaki

A fines de la década de 1880, la evidencia de hermosos y misteriosos retratos comenzó a llegar a Europa Occidental y todo lo que se sabía era que provenían de Egipto. (Malek 395) . `` Retratos de Fayum '' es un nombre que ha persistido en la arqueología y la historia del arte para describirlos, porque se han encontrado más en la región de Fayum de Egipto más que en cualquier otro lugar. Los misteriosos Retratos de Fayum han marcado una revolución en la forma en que se estudia y se comprende el arte egipcio antiguo. Estos retratos se hicieron a partir de sesiones en vivo durante la juventud de la niñera y se guardaron en la casa, y luego se colocaron en el rostro de la momia tras la muerte del individuo. Esta tradición de dibujar retratos fue introducida en la cultura egipcia por los griegos. Los procesos de momificación y las prácticas funerarias únicas del antiguo Egipto persistieron a pesar de los cambios en los poderes dominantes y las civilizaciones. Sin embargo, estos retratos fueron influenciados por los contextos geográficos, religiosos y sociales de la región de Fayum.

El Fayum es un área baja a 40 millas al sur de El Cairo, al oeste del Nilo en un terreno elevado donde la depresión se encuentra con el desierto, lejos de la vasta extensión de agua que aparecía cada año cuando el Nilo se inundaba. (Woldering 222) . La región de Fayum se llama `` El Oasis de Fayum '', aunque no es un verdadero oasis, ya que depende del agua del Nilo en lugar de manantiales y pozos subterráneos. Esta área naturalmente protegida fue favorecida por muchos colonos antiguos debido a su clima cálido durante todo el año y sus exuberantes tierras agrícolas. Muchos inmigrantes antiguos estaban interesados ​​en esta región, entre ellos los griegos, romanos, sirios, libios y judíos.

& # 9En una sociedad donde se entremezclaban descendientes de diferentes civilizaciones, existía una amplia variedad de prácticas religiosas, rituales y mitologías. Sin embargo, miembros de diferentes civilizaciones, excepto los judíos y más tarde los cristianos, pudieron asimilar un sistema religioso con otro y, en consecuencia, un dios religioso con otro. En el culto egipcio a los muertos, los retratos de Fayum eran, por definición, objetos de culto ya que, como parte de las momias con las que se encontraban, se los consideraba el sustituto inmortal del difunto. Los muertos fueron identificados con el dios Osiris y las mujeres con el dios Isis (Woldering 228) . Por lo tanto, las momias portadoras de retratos fueron llamadas por el nombre del dios. Las momias se consideraban esenciales para la vida después de la muerte según los rituales egipcios y los retratos se consideraban parte de la tradición naturalista griega.

Los retratos en toda su variedad representan en gran medida este encuentro entre las creencias egipcias y griegas. Esto es evidente en un ahorcamiento funerario encontrado en Saqqara (providencia en Fayum), donde a la izquierda está el dios Osiris y a la derecha está el dios Anubis con cabeza de chacal negro. (Woldering 229) . Estas dos figuras son tradicionalmente egipcias, sin embargo, el hombre del centro adopta una pose que fue inventada por los griegos, donde el peso del cuerpo está sobre una pierna. Esta pose representa el cambio de vida a muerte.

Otra evidencia de la influencia egipcia es el uso de oro en los retratos como borde o en las momias para representar a los dioses, esto es obvio en figura 3.

Doxiadis, Euphrosyne. Los misteriosos retratos de Fayum. Nueva York: Harry N. Abrams, 1995.
Woldering, Irmgard. El arte de Egipto. Nueva York: Crown Publishers, 1962.
Malek, Jaromir. Arte egipcio. Londres: Phaidon Press, 2000.


Retratos de momias de Fayum (c. 50 a. C. - 250 d. C.)

Para otras formas de arte antiguo similares a los retratos de Fayum,
por favor vea el Arte de la Antigüedad Clásica (c. 1000 a. C. - 450 d. C.).


Momia Fayum con Retrato
(80 & # 150100 CE) De Hawara,
Fayum, Egipto. Ahora en el
Museo Metropolitano de Arte,
Nueva York.

¿Qué son los retratos de momias de Fayum?

En el arte egipcio, el término `` Retratos de momias de Fayum (o Faiyum) '' se refiere a una serie de pinturas sobre paneles excavadas en sitios de todo Egipto, que se remontan a la pintura griega helenística del siglo I a. C. Los hallazgos se han concentrado alrededor de la cuenca de Faiyum, al oeste del Nilo al sur de El Cairo, en particular en las cercanías de Hawara, Achmim y Antinoopolis. Las pinturas son retratos de cabeza y hombros muy realistas, pintados por artistas anónimos en el estilo del arte griego del período helenístico y también del período posterior del arte helenístico-romano. Los retratos se adhirieron a momias de la época copta, estando encuadernados en la tela funeraria que se usaba para envolver los cuerpos, de modo que cubrían el rostro del difunto. Hasta la fecha, se han encontrado alrededor de 900 retratos, y las condiciones extremadamente secas los han mantenido en buenas condiciones: incluso su color ha perdido poco de su brillo original. Las imágenes representan el único cuerpo significativo de arte original griego o romano que ha sobrevivido de la Antigüedad clásica, y se encuentran junto a otras obras pintadas raras, como jarrones griegos, las pinturas de las tumbas etruscas, la Tumba del buceador en Paestum y los murales desenterrados. en Pompeya y Herculano. Los retratos de momias se pueden ver en algunos de los mejores museos de arte del mundo, en particular el Museo Metropolitano de Arte (Nueva York), el Museo Getty (Los Ángeles), el Museo Británico (Londres), el Louvre (París), el Antikensammlung y el Museo Egipcio. Museum (Berlín) y Staatliche Kunstsammlungen (Dresde).

Nota: el término "helenístico" significa "estilo griego", mientras que "edad helenística" comúnmente se refiere al período 323-27. Esto se abre con la muerte de Alejandro Magno, un evento que marca la máxima extensión del poder y la influencia griegos, y se cierra con la conquista romana completa de la cuenca del Mediterráneo. Para eventos arquitectónicos, consulte: Arquitectura egipcia tardía (1069 a. C. - 200 d. C.).

Antecedentes y caracteristicas

Dado que la pintura sobre paneles (generalmente el arte del retrato) era la forma de arte más venerada en el mundo clásico, los retratos de la Momia Fayum se habrían considerado obras de gran valor. De hecho, las investigaciones indican que solo alrededor del 1-2 por ciento de las personas podían permitirse el lujo de que les pintaran un retrato, y que los asistentes pertenecían típicamente a los estratos sociales superiores ricos de funcionarios gubernamentales, dignatarios religiosos, oficiales militares y otras familias bien conectadas. Vale la pena recordar que, si bien los gobernantes del Egipto helenístico (c. 323-27), pueden haberse proclamado faraones, vivían en un mundo completamente de estilo griego, que incorporaba solo unos pocos elementos locales. Ciertamente, desde el cambio de milenio, todos los rasgos puramente egipcios habían desaparecido de la vida cotidiana, y ciudades como Oxyrhynchus o Karanis eran lugares esencialmente grecorromanos.

Los arqueólogos han descubierto dos tipos de retratos, diferenciados por la técnica: (1) pintura encáustica, en la que se usa cera caliente como medio aglutinante para unir pigmentos de color (2) pintura al temple, que usa una emulsión de agua y yemas de huevo. Los trabajos al temple son generalmente de menor calidad.

Casi todos los paneles representan la cabeza o la cabeza y los hombros de una sola persona vista desde el frente. Los temas incluyen hombres, mujeres y niños de todas las edades. Aunque generalmente es de un alto nivel y tiene un aspecto muy naturalista y realista, la calidad varía según la comprensión del artista de la anatomía humana y la experiencia en el uso de luces y sombras (claroscuro).

A primera vista, las pinturas de retratos de momias de Fayum parecen representaciones de la vida real de individuos reales, pero un análisis más detallado revela que las características 'individuales' a veces no son más que representaciones repetitivas y formuladas. En otras palabras, bastantes de los retratos parecen haber sido creados a partir de una pequeña cantidad de plantillas faciales, disfrazadas por el uso de diferentes modas, peinados y barbas.

El estilo de este retrato es bastante formal, pero dadas las estrictas reglas hieráticas que rigen todo el arte egipcio, incluida la escultura egipcia, está claro que los retratos pertenecen a la tradición griega, más que a la egipcia. Tenga en cuenta también que cuando se pintaron estos cuadros por primera vez, aproximadamente 1 de cada 3 de la población de Faiyum era griega. Sin embargo, mientras que el estilo artístico de los retratos de Fayum es inconfundiblemente griego, y algunos de los primeros sujetos eran probablemente `` ciudadanos '' griegos, cuando el género cayó en declive alrededor del año 250 d.C., los primeros colonos griegos ptolemaicos se habían casado con mujeres egipcias locales, adoptivas egipcias. prácticas religiosas, y fueron vistos como Egipcios por las autoridades romanas, a pesar de su propia percepción de ser griego.

Materiales y técnicas de pintura

La mayoría de los retratos de la Momia Fayum se realizaron en paneles o tableros de madera rectangulares delgados, cortados de cedro, ciprés, roble, tilo, sicomoro y cítricos. Luego, las tablas pintadas se unieron a las capas de tela fúnebre con las que se vendaba el cuerpo. Muy ocasionalmente, los retratos se pintaban directamente sobre el lienzo o la propia tela de la momia, una técnica conocida como pintura en cartonaje.

Como se mencionó anteriormente, se utilizaron dos técnicas de pintura diferentes, encáustica y temple, y el análisis ha demostrado que los artistas a menudo hacían un dibujo preparatorio antes de aplicar cualquier pintura. En general, los cuadros encáusticos son más llamativos que el temple por sus colores ricos y brillantes, así como por la pincelada suelta que les da un aspecto de estilo impresionista. Por el contrario, los retratos al temple tienen un aspecto más suave y sobrio. A veces, se usaba pan de oro o dorado para representar joyas y adornos personales.

Cronología e historia

Los retratos de la momia de Fayum se pintaron entre aproximadamente el 50 a. C. y el 250 d. C. Sin embargo, no se registran hallazgos arqueológicos hasta 1615, cuando el explorador italiano Pietro della Valle se convirtió en el primer europeo en ver un retrato de la Momia Fayum durante una visita a Saqqara-Memphis. Los retratos que encontró se encuentran ahora en la Colección de Arte del Estado de Dresde. El interés por las antigüedades egipcias siguió creciendo durante el siglo XVIII, pero no fue hasta principios del siglo XIX cuando se produjeron más descubrimientos en Saqqara y Tebas. Otros hallazgos seguidos por exploradores como Leon de Laborde (1827), Ippolito Rosellini (1829), Henry Salt, Daniel Marie Fouquet (1887), Flinders Petrie (1887), Theodor Graf (1890) y Albert Gayet (1906). El análisis de apoyo realizado por egiptólogos y eruditos clásicos como Georg Ebers y Rudolf Virchow, simplemente agregó autenticidad y seriedad a los hallazgos, como resultado de lo cual los retratos de Fayum se convirtieron en un imán para los coleccionistas de arte de todo el mundo.

Para obtener más información sobre el arte de la antigua Grecia, consulte: Pintura griega clásica (c. 480-323 a. C.).

Los retratos de la momia de Fayum se encuentran entre una pequeña cantidad de otras pinturas sobre paneles que han sobrevivido de la Antigüedad clásica. El género fue continuado por los practicantes del arte bizantino, especialmente en forma de pintura de iconos encáustica que se desarrolló en los monasterios de Oriente Medio, como el monasterio de Santa Catalina en el Sinaí del siglo VI, fundado en el siglo VI por el emperador Justiniano. Cuando la pintura encáustica cayó en desuso durante el siglo VIII / IX, el temple se convirtió en el medio aceptado para los iconos cristianos ortodoxos en Constantinopla y más tarde en Kiev, Novgorod y Moscú, donde se convirtió en una forma importante de pintura medieval rusa. Entre los más grandes pintores de paneles de la tradición rusa, se encontraban: Theophanes el griego (hacia 1340-1410), el fundador de la escuela de pintura de iconos de Novgorod y su alumno Andrei Rublev (hacia 1360-1430), conocido por su Icono de la Santísima Trinidad (1411-25). En occidente, la tradición fue perfeccionada por la escuela de pintura flamenca (hacia 1400-1500) y por exponentes del barroco holandés, en el siglo XVII.

Para obtener más información sobre el arte antiguo de Egipto y Grecia, utilice los siguientes recursos:


Retrato de momia

Momia-retrato en ceras encáusticas sobre un panel de madera, que representa a una mujer con una túnica roja y elaboradas joyas, excavado por Petrie: Antiguo Egipcio, Hawara, Egipto Medio, Período Romano, c. 110-130 d.C.

Referencia del museo

Colección

Nombre del objeto

Información de producción

Desconocido
Hawara, Medio Egipto, ANTIGUO EGIPTO

Estilo / Cultura

Materiales

Lugar (s) de recogida

Hawara, Medio Egipto, ANTIGUO EGIPTO

Asociaciones

Escuela Británica de Arqueología en Egipto
Excavadora: Petrie, William Matthew Flinders, Profesor Sir, 1853-1942
Asociación Egipcia de Estudiantes de Investigación [Edimburgo y Glasgow]

Exposiciones

El Antiguo Egipto redescubierto (08 de febrero de 2019)
Museo Nacional de Escocia

Rostros antiguos (20 de julio de 1997)
Museo Británico

Galería Egipcia, 2003-2008 (2003 - 2008)
Museo Real de Escocia

Pittura Romana (24 de septiembre de 2009 - 30 de marzo de 2010)
Scuderie del Quirinale

Antiguo Egipto (29 de julio de 2011)
Museo Nacional de Escocia

Referencias

Petrie 1911: Retratos romanos y Memphis (IV) (Londres: Escuela Británica de Arqueología en Egipto) XXVI [50]

Petrie 1913: Hawara Portfolio (Londres: Escuela Británica de Arqueología en Egipto) pl.XVII

Parlasca 1969: Ritratti di Mummie. Repertorio d’arte dell’Egitto greco-romano. (I, Palermo: Fondazione "Ignazio Mormino" del Banco di Sicilia, & amp II-III, Roma: L'Erma di Bretschneider) 53 [98], pl. 23,2

Stefanelli 1992: L'oro dei Romani: gioielli di età imperiale (Roma: L'Erma di Bretschneider) [30], figura 29

CORCORAN, L 1995. Retrato de momias del Egipto romano (siglos I-IV d.C.), con un catálogo de retratos de momias en museos egipcios. Estudios en la civilización oriental antigua 55 (Chicago: Chicago University Press) 9 [27], 21

DOXIADIS, E 1995. The Mysterious Fayum Portraits (Londres: Thames & amp Hudson) 206 [72]

WALKER S & amp M BIERBRIER 1997. Ancient Faces. Retratos de momias del Egipto romano (Londres: British Museum Press): 57-58 [33]

RUSSO, S 1999. I Gioielli nei papiri di età greco-romana (Florencia: Istituto papirologico G. Vitelli): 342

VAN DER MEER, M 2008. “Traducciones de moda en la Septuaginta de Isiah. Un estudio del vocabulario del griego Isiah 3, 18-23 a la luz de las fuentes contemporáneas ”, en Karrer & amp Kraus (eds) 2008: 591

Manley, B y Dodson, A., (2010) Life Everlasting. Colección de ataúdes egipcios antiguos de los museos nacionales de Escocia (Edimburgo: NMS Enterprises Ltd.), Cat.57, p.135

En exhibicion

museo nacional de escocia »
nivel 5 "
culturas del mundo, el antiguo egipto redescubierto


Momia retrato de un hombre

Esto no parece del todo antiguo. ¿Supuestamente data del 120 d.C.? ¿Cuál es la diferencia entre este y el arte copto? ¿Qué es esto? ¿Qué tipo de pintura se utilizó para crear este retrato? ¿Es este un ejemplo de la cultura griega? Todos ellos tienen una fuerte consistencia estilística. ¿Mismo artista? Esto parece súper moderno, por lo que es sorprendente que se haya hecho hace tanto tiempo. ¿Cuál es su historia? ¿Es eso relevante para su retrato? Además, ¿por qué comenzaron a momificar a los romanos? Dime más. ¿Cuál fue el papel de este hombre en el Imperio Romano? ¿Era un funcionario del gobierno? ¿Por qué estaba en Egipto y no en Italia? Nos preguntábamos si se trataba de una representación del individuo en su juventud o si murió tan joven. Para estas máscaras mortuorias, ¿pintaron a los difuntos como se veían cuando murieron o fue cuando se veían "mejor", es decir, cuando eran más jóvenes? ¿Quién es esta persona? ¿Es una figura importante? Notamos que el pan de oro es muy geométrico y estilizado mientras que el resto del retrato es realista. ¿Por qué crees que es? ¿Puede describir el proceso de encáustica en el retrato de momia de un hombre, por favor? ¿Por qué se hizo este retrato? ¿Fue este tipo de estilo común en su época? ¿Puedes contarnos más sobre la técnica que utilizaron para lograr su apariencia naturalista? ¿Se habrían pintado los retratos antes de la muerte de los sujetos? Circa 120 E.C. significa?

Momia retrato de una mujer de Fayum, Egipto

Fechas / Origen Fecha de publicación: 1897 Ubicaciones de la biblioteca La División de Arte, Grabados y Fotografías de Miriam e Ira D. Wallach: Colección de imágenes Localizador de estantes: PC-WON MUMM Temas Momias Antigüedades Fayyûm (Egipto) Pintura - Egipto Retratos de momias Géneros Retrato Cuadros Arte reproducciones Notas Nota de la fuente: De retratos antiguos de la época helenística. (Viena Theodor Graf 1897) Graf, Theodor, Autor. Declaración de responsabilidad: "Verlag des Eigenthümers". "Antike Portrait-Galerie de Theodor Graf, Wien". "Druck contra L. Pisani, Viena". "Heliograbado v. J. Blechinger, Wien." - con letras en el borde. Contenido: Escrito en la montura: "Retrato de niña". Descripción física Fotograbados Impresiones de Chine collé Extensión: Marca de la placa 20,5 x 12 cm Tipo de recurso Identificadores de imágenes fijas Identificador único universal (UUID): 4be6d470-c5bf-012f-5b30-58d385a7bc34 Declaración de derechos La Biblioteca Pública de Nueva York cree que este elemento está en el dominio público bajo las leyes de los Estados Unidos, pero no tomó una determinación en cuanto a su estado de derechos de autor según las leyes de derechos de autor de otros países. Es posible que este artículo no sea de dominio público según las leyes de otros países. Aunque no es obligatorio, si desea acreditarnos como la fuente, utilice la siguiente declaración, "De la Biblioteca Pública de Nueva York", y proporcione un enlace al artículo en nuestro sitio de Colecciones Digitales. Hacerlo nos ayuda a rastrear cómo se usa nuestra colección y nos ayuda a justificar la publicación libre de aún más contenido en el futuro.


Hallazgos de un examen de dos retratos de momias

A finales de 2017, dos de los cinco retratos de momias de la colección del Museo de Arte Walters, un retrato de un hombre (fig.1) y un retrato de una mujer (fig.2), se sometieron a seis semanas de imágenes de alta resolución y investigación espectroscópica para apoyar una iniciativa de investigación internacional llamada Pinturas de panel antiguas: examen, análisis e investigación (APPEAR). [1] APPEAR se centra en el examen científico de los retratos de momias para identificar y caracterizar los materiales constituyentes, incluida la madera, pigmentos, aglutinantes de pintura, resinas de embalsamamiento, telas e incluso arenas incrustadas, con el objetivo de complementar más de un siglo de arte. investigación histórica dedicada a estas antiguas pinturas sobre paneles de madera. [2] La evaluación & mdash en la que el estudio histórico-artístico y la ciencia de la conservación, además de la conservación de objetos y pinturas, contribuyeron al proceso & ndashha reveló que estos dos retratos de momias fueron pintados con enfoques artísticos muy diferentes.

Figura 1.
Retrato de momia de un hombre. El Egipto imperial romano, a finales del siglo I d.C. Encáustica (cera y pigmentos) sobre madera, 15 1/2 y veces 8 1/16 pulgadas (39,4 y veces 20,5 cm). Legado de Henry Walters, 1931, acc. no. 32,3 Figura 2.
Retrato de momia de una mujer. Egipto imperial romano, siglo II d.C. Encáustica (cera y pigmentos) sobre madera, 17 5/16 y veces 7 7/16 pulgadas (44 y veces 18,9 cm). Legado de Henry Walters, 1931, acc. no. 32,5

Aproximadamente mil retratos de momias se conocen en todo el mundo, y la mayoría fueron desenterrados en el siglo XIX sin documentación de procedencia. [3] Estas pinturas, a veces denominadas retratos de Faiyum por la región donde se han encontrado la mayoría, estaban destinadas a montarse en momias en el Egipto romano (30 a. C. y siglo IV d. C.), como se muestra en la figura 3. Los cinco retratos de Walters están fechados desde finales del siglo I hasta finales del siglo II d.C.


Fig. 3
Momia con Cartonaje y Retrato. Egipto imperial romano, 120 & ndash140 CE. Temple y dorado sobre un panel de madera, lino y pegamento animal, 69 y veces 17 5/16 y veces 13 pulgadas (175,3 y veces 44 y veces 33 cm). El Museo J. Paul Getty, Los Ángeles, objeto no. 91.AP.6

El retrato de un hombre, que data de finales del siglo I d.C., muestra a un joven imberbe con una túnica blanca con un clavis, o raya, cubierto por un manto blanco. [4] El joven se vuelve levemente a su izquierda y su rostro parece cincelado por dramáticos contrastes de luces y sombras. La apariencia apagada de la capa y la túnica blancas, que se mezclan a la perfección con el fondo blanquecino, acentúa aún más la representación llamativa y los colores vivos de la carne, el cabello y el púrpura. clavis. El retrato fue excavado en 1888 por W. M. Flinders Petrie en Hawara, un antiguo cementerio egipcio cerca de Faiyum en el mismo pozo donde el retrato de Walters era el retrato y la momia de otro joven, ahora en el Museo Británico. [5] El estilo general del retrato de Walters, con ojos grandes y redondos, labios carnosos y una nariz cuidadosamente articulada, se parece al de otros retratos de Hawara, aunque no es seguro si las similitudes se deben a relaciones familiares oa un artista o taller compartido.

El segundo retrato muestra a una mujer joven vestida de púrpura y adornada con joyas. Su peinado de trenzas enrolladas data la imagen del siglo II d.C., durante los reinados de los emperadores Trajano y Adriano. [6] La mujer viste costosas prendas de color púrpura y joyas verdes y blancas. [7] Un retrato de una mujer joven en el Museo Metropolitano de Arte, con joyas de esmeraldas y perlas iguales o muy similares y pintado con una pose y rasgos faciales que recuerdan al retrato de una mujer de Walters, probablemente fue realizado por el mismo taller. , si no por el mismo artista. [8] Henry Walters compró este retrato de momia junto con otros tres al célebre coleccionista y comerciante Dikran Kelekian en 1912. Solo se dio la procedencia general de estos cuatro retratos de momias, & ldquofound en Fayoum & rdquo. [9]

En ambos retratos, la pintura (probablemente a base de cera) se aplicó de forma espesa sobre un tilo de 2 centímetros de espesor (0,8 pulgadas) (Tilia sp.) panel. [10] La madera de tilo, cosechada a lo largo de los anillos de los árboles, produjo paneles que eran naturalmente cóncavos, fáciles de adelgazar y de superficie lisa. Aunque la especie no es originaria de Egipto, fue uno de los soportes más utilizados para retratos que estaban destinados a encajar cómodamente sobre la cabeza de la momia. [11] El soporte del retrato de una mujer conserva parte de su curvatura original, así como restos de resina de embalsamamiento y fibras textiles del apego a su momia. El retrato de un hombre, por otro lado, ha sido aplanado, montado en un tablero moderno y revestido con un material grueso y resinoso. [12] El tratamiento estructural pasado, sin embargo, no destruyó por completo las pistas sobre la construcción del retrato y rsquos. Un examen científico reciente identificó crestas verticales previamente indocumentadas que corrían paralelas a la veta de la madera a lo largo del panel tanto en el retrato de un hombre (figura 4a) como en la esquina superior izquierda del retrato de una mujer (figura 4b). Estas crestas pueden indicar el uso de herramientas de cepillado y son consistentes con las prácticas de preparación de paneles de entre fines del siglo I y el siglo II.

Figura 4.
Retrato de un hombre (acc. N. ° 32.3) y retrato de una mujer (acc. N. ° 32.5), mostrando crestas verticales en los paneles de madera (a, b) y marcas de herramientas en la película de pintura (c, d) visibles debajo imágenes de transformación de reflectancia (RTI)

Los estilos particulares de cada artista comienzan a emerger en las capas preparatorias de retratos y rsquo. El retrato de una mujer tiene un fondo negro, una característica bastante rara en los retratos de Faiyum conocidos. [13] El examen estereoscópico del fondo gris en la capa encáustica reveló una amplia variedad de pigmentos, lo que posiblemente indica el uso de raspados de paleta para producir un tono más neutro. El aspecto de esta capa y rsquos difiere del de la capa superpuesta encuadernada con cera: se aplica finamente, se une débilmente y es mate. Aunque el suelo probablemente proporcionó una superficie uniforme para la posterior aplicación de pintura, se permitió que se mostrara a través de la pintura superpuesta y se usó para simular la sombra en la cara, el cuello y la ropa de la mujer. Los reflejos y medios tonos del rostro de mujer y rsquos, por otro lado, se lograron únicamente a través de pigmentos, la pintura es espesa y opaca, compuesta por mezclas de pigmentos amarillos, marrones, rojos, rosados ​​y blancos. Esta técnica combinada, que se basa tanto en la delgadez física de la pintura aplicada como en una mezcla de pigmentos, también se observa en sus joyas verdes y la túnica púrpura del suelo es visible solo en las áreas de las sombras. Los reflejos y los medios tonos se lograron mediante combinaciones de pigmentos negros, marrones, blancos y verdes en las joyas y de rosa brillante a morado oscuro, blanco y negro en la túnica púrpura. El tono de piel de woman & rsquos parece tener una gama de tonos más estrecha, y la transición entre las luces y las sombras es más sutil que en el retrato de un hombre.

Un enfoque diferente de la profundidad tonal es evidente en el retrato de un hombre. En lugar de confiar en un fondo oscuro, el artista parece haberse basado únicamente en pigmentos para simular tanto las luces como las sombras. El pigmento azul agrega un tono más frío a la mezcla, evocando convincentemente los efectos de las sombras. El examen estereoscópico reveló grandes partículas azules, junto con partículas más finas blancas, amarillas, rojas y marrones, en las partes sombreadas de la cara y el cuello. El pigmento azul se mezcló en la capa superior del morado man & rsquos clavis para el mismo efecto de profundización. Curiosamente, también se encontraron partículas de pigmento azul en el blanco de los ojos y en las áreas densamente pintadas del fondo que rodean inmediatamente a la modelo, aunque debido a la decoloración y la presencia de un revestimiento moderno, es difícil distinguir estos pasajes de las áreas del rostro. Fondo sin el pigmento a simple vista. [14] Como el artista parecía haberse basado únicamente en los pigmentos para crear un amplio espectro de tonos en lugar de la translucidez de las capas (como se ve en el retrato de la mujer), las pinturas son consistentemente opacas y gruesas en todo el tono de piel. . Cualquier variación en el grosor de la pintura en el retrato de un hombre es evidente solo donde los elementos parecen planos con poca o ninguna modulación de tonos, como la túnica, la capa y el fondo.

La topografía de la superficie se observó utilizando imágenes de transformación de reflectancia (RTI), una técnica fotográfica computacional que proporciona información sobre cómo se aplicó la pintura espesa (fig. 5). Ambos retratos tienen empaste con marcas de herramientas consistentes con el uso de un pincel, una herramienta de metal dentada y una herramienta de metal redondeada, cada una de las cuales utilizó efectos específicos. [15] Por ejemplo, en el retrato de una mujer, los tonos de piel se aplican con trazos redondeados precisos y repetitivos (ver fig. 4d), mientras que en el retrato de un hombre se utilizó una herramienta dentada para aplicar y manipular los tonos de piel utilizando golpes sueltos (ver fig. 4c). Se presionaron líneas paralelas en el fondo gris suave del retrato de una mujer con una herramienta redondeada, mientras que el fondo blanco del retrato de un hombre se aplicó con pinceladas amplias. En algunos casos, las tres herramientas se utilizaron en la misma área de la pintura, como se ve en el cabello de la mujer y rsquos, la manipulación de la pintura es claramente visible en el examen radiográfico x. Ambas pinturas mostraron radiopacidad correspondiente a la imagen pintada, lo que indica la presencia de blanco plomo en toda la película de pintura (figs. 6a, b).

Figura 5
Imágenes de transformación de reflectancia (RTI) del retrato de un hombre RTI es un método computacional que permite la iluminación desde cualquier dirección para mejorar las características y formas de la pintura aplicada. Figura 6.
Radiografías X de acc. no. 32.3 (a) y acc. no. 32.5, que muestra radiopacidad de pintura que contiene plomo.

La clara fluorescencia inducida por rayos ultravioleta confirmó el uso de una amplia variedad de pigmentos e identificó la presencia de materiales de restauración en ambos retratos. Las variaciones en la fluorescencia en el tono de piel de la mujer, por ejemplo, indicaron el uso de al menos cinco mezclas de pintura distintas para un área que parecía tener una paleta bastante limitada cuando se veía bajo luz natural (fig. 7c, d). Este fenómeno era de esperar por el tono de piel del hombre, que tiene un claroscuro más dramático. (Sin embargo, la brillante fluorescencia azul blanquecina de la capa resinosa de este retrato impidió el examen.) La iluminación ultravioleta también reveló una intensa fluorescencia naranja-rosada de la pintura púrpura, que es una respuesta característica de los pigmentos orgánicos, en la clavis del hombre y la túnica y en el tono de piel de la mujer (fig. 7a, b). Solo la capa subyacente de pintura púrpura en el retrato de un hombre mostró fluorescencia, lo que provocó un análisis espectroscópico.

Higos. 7a y ndashd.
La fluorescencia rosada inducida por rayos ultravioleta en ambos retratos revela la presencia de pigmento orgánico. El pasaje pintado con esta fluorescencia está marcado con flechas blancas. Los detalles de 32,5 en iluminación visible (c) y ultravioleta (d) muestran una variación en la fluorescencia en los tonos de piel del retrato de una mujer.

Mientras que el examen ultravioleta reveló el uso de pigmentos orgánicos en ambos retratos, la luminiscencia inducida visible (VIL) detectó la presencia de azul egipcio, un silicato de calcio y cobre (II), solo en el retrato del hombre. [16] Hubo una fuerte luminiscencia infrarroja en el aureola alrededor de la cabeza, el área entre las cejas y el lado izquierdo adecuado del área por encima de la boca, mientras que solo hubo respuestas moderadas de partes de la túnica, la frente, el cuello y las orejas (fig. 8a), todas las áreas en azul Se habían observado partículas de pigmento bajo el estereoscopio. En comparación, hubo una respuesta mínima en el infrarrojo cercano en el retrato de una mujer, lo que indica poco o nada de azul egipcio (fig. 8b), aunque se ha observado el uso del azul egipcio para la modulación de tonos en otros cuatro retratos del siglo II. [17]

Figura 8
La fuerte luminiscencia del infrarrojo cercano inducida por el visible sugiere la presencia de azul egipcio en el retrato de un hombre (acc. Nº 32.3). Hay una ausencia de luminiscencia fuerte en el retrato de una mujer (acc. Nº 32.5).

El mapeo elemental confirmó los descubrimientos hechos a través de las técnicas de imágenes no invasivas descritas anteriormente. Por ejemplo, el análisis elemental de la pintura púrpura confirmó la presencia de un pigmento orgánico y lo identificó como un lago más loco. [18] Aunque la fluorescencia que indica la presencia de pigmento de laca más loca se limitó a la capa subyacente, el análisis espectroscópico reveló altas contribuciones de aluminio y potasio en todas las capas de pintura del man & rsquos clavis Asimismo, la túnica violeta de la mujer tenía un alto aporte de aluminio, que junto con el sulfato de potasio-aluminio, era un mordiente utilizado en los tintes madder.

Los altos niveles de cobre confirmaron los pigmentos azules como azul egipcio en el retrato de un hombre, como se indicó previamente mediante examen estereoscópico y VIL. Los reflejos de retrato y rsquos tuvieron las mayores contribuciones de plomo, hierro y silicio; la gran área de sombras, debido a la presencia de azul egipcio, tuvo la lectura más alta de cobre con una contribución sustancialmente menor del blanco de plomo (figs. 9a y ndashd). Según la evidencia del mapeo elemental y el análisis de puntos, el azul egipcio también estaba presente en la capa de color púrpura oscuro del clavis, a pesar de la falta de luminiscencia en VIL. [19] Además, su presencia en el fondo blanco, que también se ha observado en el manto blanco de otro retrato de momia, probablemente tuvo un efecto de brillo. [20] Sin embargo, este efecto de halo previsto alrededor de la cabeza del hombre se ha perdido con el tiempo debido a la decoloración y la adición de materiales de restauración.

Higos. 9a y ndashd.
Los mapas elementales de la mejilla derecha del hombre (a) muestran una alta contribución del plomo (b) en las áreas en las que destacan las altas contribuciones del cobre (c) y el hierro (d) en las áreas sombreadas. Higos. 9e&ndashh.
The second set of normal light images and the corresponding elemental maps show the selective and deliberate application of umber (as indicated by the presence of manganese) in both the man (e­­­&ndashf) and the woman (g&ndashh).

The ample use of the Egyptian blue in the portrait of a man prompted analysis of the green pigments. The primary pigment used for the dark greenish shadow in the robe of the Man was terra verte, an iron-earth pigment traditionally a part of the pharaonic palette. However, the necklace in the portrait of a woman was achieved through a copper-based green pigment excluding Egyptian green.

Finally, while there appeared to be considerable differences in the type and application of those paint mixtures, both portraits employed several shades of brown, with varying proportions of iron-earth pigments, carbon black, and lead white. The use of umber, as suggested by the presence of manganese, was visually indistinguishable but, where detected, appeared to have been extremely selective, being found only in the iris, nose, and between the lips of the woman and the two strokes above the man&rsquos eye (Figs. 9e&ndashh).

It is through a close, critical examination of each portrait that the individual hands of the artists become apparent, each with unique materials, methods, and techniques. The painters of both portraits employed pigments in common use in Roman Egypt, including lead white, iron-earth pigments, and madder lake. Commonalities can also be found in the panel preparation: the same toolmarks, which had not been noted previously within the APPEAR database, are present on both portraits, suggesting that preparation of the supports might have been governed by standardized practices. However, although the same tools were used for applying paint on both portraits, the use of assorted tools and the manipulation of the paint are especially discernible in the portrait of a woman, allowing the dark ground to show through and convey tonal depth. Tonal depth in the portrait of a man was achieved by adding Egyptian blue. The approach to tonal variation emerges as a major difference between the two paintings. Seeing these similarities and deviations between not only the two Walters portraits but also among those found in collections around the world emphasizes the unique nature of the Faiyum mummy portraits and the techniques of their makers. Much remains to be learned about these ancient art works.

Hae Min Park ( [email protected] ) is the Andrew W. Mellon Fellow in Paintings Conservation at the Worcester Art Museum of Art Amaris Sturm ( [email protected] ) is the Andrew W. Mellon Fellow in Objects Conservation at the Cleveland Museum of Art Glenn Gates ( [email protected] ) is the Conservation Scientist at the Walters Art Museum Lisa Anderson-Zhu ( [email protected] ) is Associate Curator of Art of the Ancient Mediterranean, 5th Millennium BCE to 4th Century CE, at the Walters Art Museum.

[1] In addition to the two portraits that are the subject of this note, the Walters&rsquo holdings of mummy portraits comprise a portrait of a bearded man (acc. no. 32.6) a portrait of a woman (acc. no. 32.4), and another portrait of a woman (acc. no. 32.7).

[2] APPEAR was initiated in 2013 by Marie Svoboda, Associate Conservator of Antiquities at the J. Paul Getty Museum. The Walters Art Museum has been working alongside the British Museum, London the Ny Carlsberg Glypotek, Copenhagen the Phoebe Hearst Museum of Anthropology, Berkeley the Ashmolean Museum of Art and Archaeology, Oxford and the Museum of Fine Arts, Boston, as one of seven original participating institutions. The present number of participating institutions exceeds thirty and includes the Metropolitan Museum of Art, New York the Kunsthistorisches Museum, Vienna the Petrie Museum of Egyptian Archaeology, London and the Berlin State Museums. For details on the project, see: http://www.getty.edu/museum/research/appear_project/

[3] See Klaus Parlasca and Hans G. Frenz, Ritratti di mummie. 4 vols. Repertorio d&rsquoarte dell&rsquoEgito greco-romano, ed. Nicola Bonacasa, Series B (Rome, 1969&ndash2003) see also Klaus Parlasca and Helmut Seeman, Augenblicke: Mumienporträts und ägyptische Grabkunst aus römischer Zeit, exh. gato. Schirn Kunsthalle, Frankfurt (Munich, 1999).

[4] The Walters portrait of a man was in the collection of H. Martyn Kennard until its sale through Sotheby&rsquos, London, in 1912 it was acquired by Henry Walters in 1913. See Catalogue of the Important Collection of Egyptian Antiquities Formed by the Late H. Martyn Kennard, Sotheby, Wilkinson & Hodge, London, July 16&ndash19, 1912, lot 541.

[5] British Museum EA74707 (registration no. 1994,0521.5), presented by H. Martyn Kennard to the National Gallery, London, in 1888 transferred to the British Museum 1994. See Paul Roberts and Stephen Quirke, &ldquoExtracts from the Petrie Journals,&rdquo in Living Images: Egyptian Funerary Portraits in the Petrie Museum, ed. Janet Picton, Stephen Quirke, and Paul Roberts (London, 2006), 83&ndash104 at 91.

[6] For a discussion of the hairstyle, see Barbara Borg, Mumienporträts: Chronologie und kultureller Kontext (Mainz, 1996), 38&ndash48.

[7] For a discussion of purple textiles in antiquity, most often associated with deities and rulers, see Kenneth Lapatin, Luxus: The Sumptuous Arts of Greece and Rome (Los Angeles, 2015), 187&ndash89.

[8] Metropolitan Museum of Art, New York (acc. no. 09.181.7), purchased in 1909 from Maurice Nahman, Cairo. For an example of the same necklace possibly appearing in different portraits, compare paintings from the Walters Art Museum (acc. no. 32.4) and Detroit Institute of Arts (acc. no. 25.2).

[9] Kelekian purchase book, 1912, Walters Art Museum Archives. For the other portraits, see note 1.

[10] Species identification of the support of the portrait of a man was completed in 1967 by the U. S. Department of Agriculture in Madison, WI the identification of the support of the portrait of a woman is based on the overall appearance and comparable examples.

[11] According to a study published by the Musée du Louvre in 2008, approximately 64 percent of the museum&rsquos panels were on linden wood. See Marie-France Aubert, Portraits funéraires de l&rsquoEgypte romaine: Cartonnages, linceuls et bois (Paris, 2008), 40. For a discussion of panels made from other wood species and possible reasons for these choices, see Caroline Cartwright, Lin Rosa Spaabaek, and Marie Svoboda, &ldquoPortrait Mummies from Roman Egypt: Ongoing Collaborative Research on Wood Identification,&rdquo British Museum Technical Research Bulletin 5 (2011): 54&ndash56.

[12] In his excavation note, Petrie stated that it was in &ldquoexcellent condition but much split it will join up all right, however,&rdquo suggesting that the portrait might have been affixed to an auxiliary support soon after the excavation, perhaps even by Petrie himself. See Roberts and Quirke, &ldquoExtracts from the Petrie Journals,&rdquo 91.

[13] The portrait of a young woman at the Metropolitan Museum (see note 7 above), stylistically similar to the Walters portrait of a woman, also has a dark background. See Euphrosyne Doxiadis, The Mysterious Fayum Portraits (New York, 1995), 218 (no. 96): &ldquoThe way it [her complexion] has been built up from a dark background is a perfect example of the technique later used in icon-painting.&rdquo

[14] As suggested by previous assessments of mummy portraits conducted at the Northwestern University, the blue pigment was likely added to white or gray paints for its properties: &ldquoWe are speculating that the blue has a shiny quality to it, that it glistens a little when the light hits the pigment in certain ways. . . . The artist could be exploiting these other properties of the blue color that might not necessarily be intuitive to us at first glance.&rdquo Megan Fellman, &ldquoRare Use of Blue Pigment Found in Ancient Mummy Portraits: Northwestern-Hearst Museum of Anthropology Collaboration Reveals Hidden Color,&rdquo Northwestern Now, Northwestern University, Evanston, IL, August 26, 2015.

[15] For a detailed discussion of different tools, see David L. Thompson, The Artist of the Mummy Portrait (Malibu, 1976), 35.

[16] Visible-induced luminescence involves exciting the metal ions of the pigment with light from the visible range of the electromagnetic spectrum and capturing the resulting near-infrared emission. The degree of resulting luminescence is roughly proportional to the amount of pigment present in the mixture. The technique has been used in detecting and mapping the presence of copper-based pigments such as Egyptian blue and its derivatives, and cadmium-based pigments. For further information on the technique, see Barbara H. Stuart, Analytical Techniques in Materials Conservation (Chichester and Hoboken, NJ, 2007), 163&ndash66.

[17] Fifteen second-century portraits and panel paintings were analyzed by Northwestern University and the Phoebe A. Hearst Museum of Anthropology in 2015. Their examination has revealed that &ldquothe ancient artists used the pigment Egyptian blue as material for underdrawings and for modulating color.&rdquo See Fellman, &ldquoRare Use of Blue Pigment Found in Ancient Mummy Portraits.&rdquo

[18] Documented use of aluminum and potash-alum does not occur before the Greco-Roman period in Egypt. Before Greco-Roman occupation, Egyptian madder dyes were used primarily for dyeing textiles, leather, and hair and were typically mordanted with calcium sulfate. See Aubert, Portraits funéraires de l&rsquoEgypte romaine, 48.

[19] The lack of luminescence is a topic for future study. The deep tone of the mixture might have been intended to imitate the prized Tyrian purple dye. See Aubert, Portraits funéraires de l&rsquoEgypte romaine, 50.

[20] The addition of a blue pigment reflects more blue and purple, which essentially counteracts yellowing and yields a whitening effect. This technique appears to have been used in another mummy portrait at the Walters, Retrato de una mujer (acc. no. 32.4), as suggested by the visible-induced near-infrared luminescence from the woman&rsquos white robe.


Mummy portraits – Disturbingly realistic wooden paintings depict the ancient faces of Egypt from 2000 years ago

Art has always served as the most profound and pure communication form, a frozen fragment of time that allows people of the future to peek in the past. With the help of art, we’ve learned how our ancestors looked, lived, loved and suffered.

Another reason to cherish and appreciate art are the paintings popularly known as the Fayum Mummy portraits. The wooden panels date to the first century BC and show startlingly realistic portraits of ancient faces from the Coptic Period. The almost disturbingly lifelike portraits belong to the tradition of panel painting, one of the most appreciated forms of art in the Classical world. Some art historians regard these portraits as the very first form of modernist painting.

The Fayum portraits, painted with tempera and wax on wooden boards, were attached to the mummies, covering the faces of bodies prepared for burial.

detail of a portrait within its mummy wrappings-metropolitan museum of art discovered by flinders petrie in 1911

faiyum mummy portrait of a young man antikensammlungen Munich

man with sword belt british museum

mummy portrait of a young woman 3rd century louvre Paris

portrait of a man metropolitan museum of art

These mummy portraits have been discovered across Egypt, but most of them were found in the Faiyum Basin (hence the common name). However, the term “Faiyum Portraits” is commonly thought as a stylistic more than geographic description.

Although in pharaonic times the painted cartonnage was a common custom, The Faiyum Portraits were an artistic form dating to the Coptic period, when Egypt was under the occupation of the Roman Empire. As an artistic form, the portraits more likely derive more from the Greco- Roman traditions than the Egyptian one.

The portraits, now all detached from their owners, were mounted into the bands of cloth used to wrap the bodies. The naturalistic portraits create an astonishing opportunity to analyze the faces from 2000 years ago.

portrait of a woman louvre

portrait of a young man pushkin Museum

portrait of demetrios 100 c e Brooklyn-museum

The plaited hairstyle of this elite woman makes it possible to date this painting to the reign of trajan

Until now, about 900 Faiyum Portraits were detached from the mummies and have been displayed in various museums. The majority of them were discovered in Faiyum’s necropolis. Their incredibly intact state must be carefully preserved and maintained due to the hot and arid climate of Egypt.

Recent research suggests that the production of the mummy portraits ended around the middle of the 3rd Century AD.


Egyptian mummy portraits go on display at Ashmolean museum

Three beautifully restored mummy portraits of well-off young people who were, 2,000 years ago, probably members of a mysterious group called "the 6475" are to go on display at the new home for one of the most important Egyptian collections in the world.

The three faces - an enigmatic, beguiling young woman and two handsome men - will go on permanent display at Oxford's Ashmolean museum next month as part of the second phase of its redevelopment.

The £5m Egypt project is allowing the museum to display stunning objects which have been in storage for years with twice as many mummies and coffins being shown.

The oldest, on linen, is of a young woman dating from 55-70AD, excavated by Flinders Petrie - the founding father of Egyptology in the UK - at the Roman cemeteries of Hawara in Fayum, south-west of Cairo, in 1911.

Petrie had to do some immediate field conservation which involved him heating up paraffin wax in a double boiler and pouring it over the portraits he found.

It was a method that provokes only a slight shudder from Mark Norman, head of conservation at the Ashmolean. "We may or may not agree with what he did, but it worked," he said. "If he hadn't done it, we wouldn't have the objects.

"We're not judgmental. We can condemn what our predecessors did but in 20 years somebody might be saying: 'what were those idiots at the Ashmolean doing with that or this or the other.'"

That she looks so fresh and luminous is the result of work by the museum's paintings conservator, Jevon Thistlewood, who also worked on the mummy portraits of the two men, which date from around 100 years later.

They are extraordinarily moving portraits, said Susan Walker, the Ashmolean's keeper of antiquities.

The detail in the woman, who would have been alive during the time of Nero, is particularly striking. She has pale skin, certainly compared to the men, and it signifies reasonably high birth. She was not someone who had to be out in the sun working every day.

She has also been rouged and is wearing gold ball earrings of a sort that are known from Pompeii, a gold necklace, a red hairband with pearls hanging from it and a purple mantle around her shoulders. Walker also believes she is wearing a skullcap.

"She is from a well-born family although they are not super rich, these people. They are prosperous within their own communities."

It is thought the people in the portraits were the direct descendents of the original settlers in the Fayum, who were Greek mercenary soldiers who fought for the Ptolomies. They were given the land and adopted the Egyptian way of life.

Their lineage mattered because when the Romans conquered Egypt they taxed Egyptians much more harshly than Greeks in places such as Alexandria. The people in Fayum managed to get a discount by arguing that they too were Greek.

The community in Fayum called themselves the 6475. "It must either be the surviving number of descendants or, possibly, the number of people who were settled there in the first place," Walker said.

All three deliberately present themselves in a very Roman way - the woman has her jewellery and the men wear clavi, white tunics with red stripes.

There are still disputes over mummy portraits, for example whether they were done while the subjects were alive or after they were dead, as part of the 70-day mummification process.

Walker, however, said the evidence suggests they were done at or shortly before the time of death by artists associated with the cemeteries.

"Egyptologists are always very scathing about Roman mummification, which is not what it had been in the Pharaonic period," said Walker. "But they certainly tried to get it right."

The restoration is part of an enormous conservation project, one of the biggest of its type in recent history. A year ago, staff at the Ashmolean removed around 50,000 objects from the old displays, many of which were sent to the museum's new conservation studios.

They joined items, such as the mummy portraits, from storage..

The new galleries are the second phase of the Ashmolean's redevelopment and follow the dramatic internal overhaul of Britain's oldest museum by architect Rick Mather. That was unveiled in 2009 and on 26 November the public will finally see the all new Ancient Egypt and Nubia galleries, also redesigned by Mather.


The Birth of the Death Mask

At this time, delicately crafted portraits of the dead were placed atop their caskets. The practice of burial in a sarcophagus and the creation of a likeness to place over the deceased’s head was taken from Egypt, while ancient painting techniques were drawn from the Romans – who, in turn, had inherited them from the Greeks.

Fayum mummy portrait, L’Européene, C. 120 – 130 BCE, Louvre, Paris, France.

Encaustic is a medium made of pigment, beeswax, and other ingredients such as linseed oil and egg most of the Egyptian-Roman death masks were produced using such a mixture. The style of painting, in which faces were depicted realistically (if not idealistically), had existed since classical Greece (4th to 5th centuries BCE).

Mummy portrait of a Priest of Serapis, c.140 BCE, British Museum, London, England, UK.

The eyes of the subjects in particular are most unique, with large, round pupils and heavy lids. They shine with a light that is indicative of the life that had left those of the faces beneath them, bringing a somber sobriety to each portrait.

Portrait of the Boy Eutyches, c. 100 – 150 BCE, Metropolitan Museum of Art, New York City, USA.

Though they are often referred to as “Fayum portraits” – taking their title from the location of a region in Egypt where Pharaoh Amenemhat III’s mortuary temple once stood – they came from various places across Egypt. There is evidence to suggest that many of the mummies excavated in the area came from all over the state, suggesting that the Romans there had thoroughly embraced the native culture and practices. Fayum was a sacred site if you had the money and the religious inclination, you were to be buried there.

From this region came the greatest collection of this kind of portraiture. As a result, “Fayum” is now used to describe the style of painting more so than the actual location of the burials.

The Egyptian-Roman “death masks” are far more naturalistic than anything seen in the western hemisphere for at least the next 600 years. As with many of the advances achieved by the Greeks and lost by the Romans, painting of this quality remained lost until the birth of such masters as Rembrandt and Vermeer.


Ver el vídeo: La última mirada (Diciembre 2021).