La historia

Día de Proclamación de la República


El 15 de noviembre, conmemoramos el establecimiento de la República en Brasil, una forma de gobierno en la cual el pueblo ejerce su soberanía eligiendo al jefe de la nación. Este fue un capítulo muy importante en la historia de Brasil, ya que hoy vivimos en un régimen democrático. ¿Recordemos cómo sucedió todo esto?

Antes de convertirse en República, Brasil era un Imperio. En otras palabras, éramos independientes de Portugal, sin embargo, todas las decisiones fueron tomadas unilateralmente por el emperador, D. Pedro II. La monarquía comenzó a debilitarse a fines del siglo XIX, cuando Brasil experimentaba una serie de cambios sociales y económicos.


D. Pedro II, emperador de Brasil

Con el fin de la esclavitud, el Imperio perdió el importante apoyo de los esclavocratas, ya que los republicanos (que eran los que querían acabar con la monarquía) compartían los mismos ideales que los abolicionistas. Pedro II también perdió el apoyo fundamental de la Iglesia al interferir en asuntos religiosos. Los militares no estaban contentos con la actitud del emperador de prohibirles expresarse en la prensa. Finalmente, la creciente clase media (periodistas, médicos, comerciantes, etc.) quería ganar más espacio en las decisiones políticas. Todos estos factores fueron fundamentales para el fin de las bases de apoyo de la monarquía en Brasil.

El 15 de noviembre de 1889, el mariscal Deodoro da Fonseca declaró el fin del período imperial. Ese mismo día se formó un gobierno provisional. Así, el mariscal se convirtió en el primer presidente en la historia de Brasil. Consciente de que no podría revertir esta situación, D. Pedro II solo aceptó la voluntad del pueblo y regresó a Portugal.


Manuel Deodoro da Fonseca - Proclamador de la República y 1er. Presidente del Brasil